Relacionados

Insolitos, VIVENCIAS Y CURIOSIDADES DEL FÚTBOL II

Por Ángel Albillo El segundo jugador en coincidir y en verificar que era extraordinario fue: CARDEÑOSA, ?el flaco?. Estando en el Rioseco, un cuñado mío empezó a decirme que conocía y tenía alguna amistad con un Sr., que no recuerdo el nombre, muy cercano a Fernando Redondo, entonces entrenador de Europa Delicias -segundo equipo del R. Valladolid-, que había hablado con el citado Sr. y que quería verme. Vaya sofoco me producía mi particular timidez entonces -pero- ?ni peros, ni nada, te está esperando y vale?, me decía. Me presenté y este tio lo que hizo fuese enviarme, a su vez, a Fernando Redondo. ?Ya he hablado con él?, me dijo. Fernando Redondo, que me esperaba, me habló diáfano : ?me han hablado de ti, pero la temporada está empezada y por bueno que seas, no te voy realizar ficha, pero mañana a las 16:30 h., estás en el estadio. Lleva tus botas hasta que sepan tu número?. Vaya lío en que me veía y sin buscarlo -si yo estaba buscando uniforme más que balón- y entro en una fase de entrenamientos físicos, para mí algo más fuertes. Los demás ya tenían esa fracción física desde la pretemporada, en los técnicos o con balón, idéntico que los demás, esos entrenamientos les hacíamos, en el llamado ?campo de la federación?, hoy día, el Corte Inglés. Los jueves era un día especial y, los que Redondo consideraba, nos enfrentábamos al primer equipo en el viejo estadio José Zorrilla, seria suerte, pero me ponía todos los jueves. El R. Valladolid estaba entonces en segunda división y el entrenador era Héctor Martín y sacaba a los titulares, normalmente: Llacer; Salví, Juan Docal, Pérez Gª; Segura, Leguizamón; Astrain, Lorenzo, Álvarez, Lizarralde y Fede. Había otros muchos jugadores, como Enderiz, en su o sus últimas temporadas; Landaburu, que llegaba nuevo; Aramayo? y, por supuesto, Julito Cardeñosa. Aparte de ? ?, le llamaban &#8220 cani?, de canijo, o ? ?, porque era de ese barrio y donde su padre tenía un bar. Pertenecía a la primera plantilla, alternando, partidos, sustituciones y banquillo. No era titular fijo en esos momentos, como le he oído más tarde decir ? mi físico me perjudicó para iniciarme en el fútbol ?. Sí, porque era de apariencia frágil, por su extremada delgadez, y cualquier entrenador prefería un tipo de jugador más fuerte y luchador, en una segunda división dura en el apariencia físico, aunque a mí me gustaba mucho su toque de balón y su desplazamiento.  A veces el míster le ponía en el segundo equipo, con nosotros y a veces le cambiaba mientras el partidillo al primero, o al revés. Me encantaba, porque si le pedías el balón y estabas desmarcado, te lo ponía donde se lo pidieras, en el pecho, en el pié, en la cabeza?, para mí era el jugador de más nivel técnico.  Lorenzo era el malabarista y era más titular en ese momento, pero Cardeñosa tocaba, se asociaba bien en el equipo, manejaba muy bien el balón, con una exactitud exquisita y rapidez en armar su ?zurda mágica?  para realizar unos desplazamientos medidos a media distancia, una maravilla. A veces lo pasaba mal, cuando Héctor Martín daba la lista de convocados y no le incluía, le mandaba seguir los entrenamientos con nosotros. A otros en cambio no, pero a él sí, al tener esa constitución tan especial, para reforzar su musculación. Recuerdo una de esas ocasiones, le excluyó del desplazamiento a Cádiz y lo sufría amargamente, lógicamente era ya su profesión y él confiaba en sí mismo.  era escaso hablador, más bien serio o algo tímido, pero educado y correcto. No teníamos más contacto que este del fútbol, al idéntico que con el resto. Eso sí, a excepción de Docal y Lizarralde -menos aún Docal, defensa duro y con carácter, si marcaba determinado gol o creaba cierta jugada peligrosa, se me acercaba, evitando que le viera el míster, para invitarme, con malas pulgas, el no volverlo hacer-. En el caso de Lizarralde, al contrario, en los descansos y haciendo usualmente estiramientos, me animaba y corregía algunos detalles, que agradecía, por ser sinceros y con todo afecto. Una vez terminada la temporada 71-72, Fernando Redondo me dijo que me esperaba a la vuelta de mi primer periodo de instrucción, aunque yo tenía otra idea en la cabeza y se lo dije. En cuanto a Cardeñosa, empezó a resaltar en el R. Valladolid, la próximo temporada con continuidad.  Se interesó el Sevilla por él y allí fue. Durante el viaje, el Betis, ofreciendo menos porción que su rival pero pagando al contado, hizo cambiar la idea del presidente pucelano y cambió de barrio sevillano. Es el jugador que más partidos ha disputado en primera división con el R. Betis, donde estuvo mientras once temporadas magníficas. Le pretendió el Barça, que le pagaba cuatro veces más que los andaluces, estaba todo decidido para la operación, pero los asociados verdiblancos se plantaron y el presidente dio marcha atrás. Fuese internacional absoluto en ocho ocasiones. Acudió con España al mundial ?78 de Argentina y a la Eurocopa de Italia ?80. Del citado mundial es conocido aún por el fallo que tuvo a puerta vacía ante Brasil, hecho que nos hizo regresar para casa. A veces relata en broma ? si no debiera tenido aquel fallo la gente no recordaría nada de mí ?. Lo cierto es que fuese un extraordinario jugador, con una zurda de oro, que ha llevado el nombre de Valladolid por el mundo, al menos el futbolístico Sí, g su fallo ante Brasil nos eliminó de un mundial. Pero un instituto suyo, instituto casi imposible, que puede no haga ningún otro jugador entre cien, sobre la misma línea de gol, cerca del córner y obligado, un instituto perfecto, para que su compañero de selección Rubén Cano en el segundo palo y con la espinilla derecha marcara a Yugoslavia en Belgrado -que quedó apeada- gol que todos atribuyeron a él, ?el flaco?, sirvió para clasificar a España, para ese mundial de Argentina ?78.  Por eso muchos decían que Cardeñosa había sido ?el Iberia de España?  en el mundial de Argentina, porque él nos clasificó y llevó y él nos eliminó y nos trajo. Un lujo para ti compartir minutos con un futbolista de la talla de Cardeñosa y un delicia para nosotros poder leer tus experiencias. Muchas gracias Ángel.
Category: 0 comentarios

0 comentarios:

Publicar un comentario

Siguenos por Correo

Artículos

Enlaces