Relacionados

Cosas que me fastidian


Se animan a decir qué cosas tontas, de la vida cotidiana, que cuando uno las piensa seriamente no son importantes, te fastidian y ponen de mal humor????????

A mi por ejemplo...

*Q la gente en el colectivo cuando estoy por tocar el timbre me pregunte "Bajas??"

*Q cuando llueve la gente con paraguas camine por abajo de los techos y pretenda q se corran los q no llevan!

*Q en las colas del super, banco, etc. la persona de atras se te pegue a la espalda.

*La impuntualidad.

*Los cajones y/o puertas de los muebles mal cerradas.


Más cosas que me vuelven loco
*cuando le estás explicando algo a alguien, te dice "si, si" y dps te contesta como si no le hubieras dicho nada (loco, aprendé a escuchar!!)
*la gente que te tira palos esperando que te des cuenta y dps se ofenden porque no les lees el pensamiento
*tener que ceder el asiento cuando me senté casi en el fondo del bondi justamente porque no me quería volver a parar (gente grande o con bebés=QUEDENSE ADELANTE)
*que se me acabe la pila del mp3 arriba del bondi justo en la canción que más me gusta
*que si voy en el bondi escuchando la radio, justo frena en donde peor se escucha y termino "disfrutando" de 5 minutos de estática
*la gente que se ofende cuando decís que tenés que estudiar (nunca lo entendí)
*el chabón de la librería de la ciencia
*tener las re ganas de estudiar y, al sentarme, que se me vaya la mente para CUALQUIER lado

Mascotas corporativas


Las mascotas corporativas, esas figuras caricaturescas que encarnan el espíritu de una compañía, son parte fundamental de una estrategia de branding para lograr que el consumidor se identifique con la marca.
Como apunta el portal AdOne, estas figuras existen para hacer más amable la conversación con el cliente. De  hecho, muchas de estas mascotas forman la médula espinal de grandes campañas publicitarias y marcas legendarias. ¿Quién en México no puede recordar al Tigre Toño de Zucaritas o a Pancho Pantera de Choco Milk?
Hay veces en que la mascota es tan legendaria que suplanta el logotipo de la marca, como es el caso de Michelin.
Estos personajes, que hicieron su aparición en los años 50 de la mano de Kellogg’s, experimentaron una caída en su uso en los últimos 10 años debido al advenimiento de nuevas tecnologías como el internet que reducían el rango de edad de los consumidores más jóvenes.  
No obstante estas figuras están experimentando su “segundo aire” gracias a las redes sociales, o al menos así lo considera Suzzanne Vranica del Wall Street Journal.
Según el artículo, las buenas estrategias de mercadotecnia digital deben contar con un rostro amable y fácil de identificar en las plataformas sociales pues es más probable que el público se identifique más con un personaje que con una fría página web.
Las herramientas que más se están usando, de acuerdo con Vranica, son Facebook y Twitter donde las mascotas más famosas tienen sus cuentas personales. Por ejemplo, cuando entró la primavera, Maestro Limpio publicó una entrada diciendo que la limpieza de primavera debería ser un día de asueto nacional. Obtuvo cerca de 774 likes.
Esto se debe, dice la articulista, a que el consumidor necesita un interlocutor más tangible que un simple logo y muchas veces, tiene una relación emocional con la mascota corporativa.  ¿A quién no le gustaría ver lo que tuitea Ronald McDonald?
El sitio Longhorn Leads enlista las razones por las que las mascotas están de regreso y deben ser parte de una estrategia de publicidad digital.
  • Las redes sociales se basan en la interacción personal por lo que las mascotas ofrecen una “persona” con la cual los consumidores pueden interactuar.
  • Son mucho más amables que un simple logotipo. ¿Quién se siente atraído por  productos de limpieza con aroma lima limón? No muchos, pero todos ubican quién es el Maestro Limpio.
  • Les da cierta uniformidad y familiaridad a los perfiles de distintas redes sociales. Es decir, se puede buscar al Rey de Burger King o a las lunetas de M&Ms y sin duda encontrarlos en Facebook, Twitter, Tumblr, Pinterest, etcétera.
  • Las mascotas generan simpatía entre los consumidores por lo que poner una cara caricaturesca puede transformar la imagen de una compañía de una industria fría, como un banco.
  • Nostalgia. Los adultos que ahora tienen poder adquisitivo nacieron y crecieron en los años 80  de la mano de las mascotas más famosas por lo que según Longhorn Leads, es más fácil venderles si se usa una cara familiar.
  • Kidults. Los adultos de hoy tienen más oportunidad de disfrutar de entretenimientos que antes eran considerados infantiles como la televisión, los videojuegos y los cómics por lo que el uso de caricaturas es bien recibido.
  • Mayor oportunidad de generar historias y marketing narrativo de la mano de un personaje conocido, algo que se puede impulsar con perfiles en redes sociales y publicaciones personalizadas.
  • Las mascotas incitan una reacción del público y tienden a generar mayor lealtad de marca.
¿Cuál es tu mascota corporativa favorita? ¿La seguirías en Facebook o Twitter?

Cosas estúpidas que he hecho


(En un baño)
Presentarte al individuo en el urinal de a lado.

Apagar la luz mientras los baños están ocupados.

Ordenar pizza. (Para no comer mucho y que la cuenta se dispare, les dices que te la entreguen en el ultimo cubículo del baño de hombres.

Asomar tu cabeza a un baño ocupado y preguntar la hora.

Decir a gente que estén en la TV.

Señalar a algún punto al azar en la pared lejana y pedir que “sonrían para la cámara escondida”.

Tirarte abajo de los fregaderos y fingir estar muerto.

Utilizar un cronómetro para medir el tiempo de la gente que va al cuarto de baño. Lo animan para lograr un buen desempeño.

Poner tu mano enfrente del secador mientras alguien lo usa.

Admirar el trasero del la persona del urinal de a lado y ver que tan lejos llegas antes de que te atrape.

Decirle al individuo del urinal siguiente: “Ésta es la mejor parte de ser gay.”

Decir: “Uh, que divertido. No recuerdo haber comido espárrago.”

Cerrar la llave del agua mientras alguien la usa. Y repetirlo.

Orirnarle a alguien en la pierna y decir que esta lloviendo.

Ofrecer secar las manos de la gente con tu boca para ahorrar energía.

Señalar en alguien la entrepierna mientras que están utilizando un urinal y gritar: “Ha ha, tu cierre está abajo!”

Hacer un show de marionetas al del baño de a lado.

Quejarte por el tamaño de tu pene.

Exigir saber donde están los agujeros de la gloria.

Caminar por detrás de alguien que está utilizando un urinal y envolver su cabeza en papel de baño.

Pedir que un amigo te ayude a hacer una presentación en vivo de un asalta violento para tus audiencias
involuntarias dentro de los baños.

Cerciorarte de que la línea final del diálogo sea : “Sales de allí y volare tu cabeza.”

Dentro de un baño, fingir hablar con un niño: “Que sea adecuado Juan, recuerdan lo que te dije sobre desabrochar tu cierre? Oh, ahora mira lo que hiciste!” Entonces dar una palmada a tus manos dos veces y hacer los ruidos de gritos.

Colgar un maniquí realista dentro de una de los baños como sorpresa wacky para el visitante siguiente.

Golpear en el baño de al lado de ti y da la opinión, “tienes bastante papel de baño allí? Por que aquí tengo mucho, si necesitas alguno.”

Poner un anuncio sobre el fregadero que diga: “Te recordaste limpiar?”

Poner un anuncio que diga: “Cuidado! no use los baños”

Llenar los envases líquidos del jabón de aceite del motor.

Tener sexo telefónico (del móvil) mientras que estás parado en un urinal.

Manchar con mantequilla de cacahuete un pedazo de papel de baño, tirarla entre los baños, y maldecirte para ser torpe.

Bombear el jabón para la gente, darles las toallas de papel, y las estirar las manos para pedir propina.

Usar una cámara fotográfica alrededor de tu cuello y ofrecer tomar fotos de la gente por dinero.

Susurrar: “Ahora separa las piernas, cariño. Oh sí, eso es.”

Identificar a gente que no se ha lavado las manos. Seguirlas a afuera del baño y hacer público este hecho.

Felicitarte en voz alta por un trabajo bien hecho.

Mas cosas estúpidas


  1. Presentarte al individuo en el urinal de a lado.
  2. Apagar la luz mientras los baños están ocupados.
  3. Ordenar pizza. (Para no comer mucho y que la cuenta se dispare, les dices que te la entreguen en el ultimo cubículo del baño de hombres.
  4. Asomar tu cabeza a un baño ocupado y preguntar la hora.
  5. Decir a gente que estén en la TV. Señalar a algún punto al azar en la pared lejana y pedir que “sonrían para la cámara escondida”.
  6. Tirarte abajo de los fregaderos y fingir estar muerto.
  7. Utilizar un cronómetro para medir el tiempo de la gente que va al cuarto de baño. Lo animan para lograr un buen desempeño.
  8. Poner tu mano enfrente del secador mientras alguien lo usa.
  9. Admirar el trasero del la persona del urinal de a lado y ver que tan lejos llegas antes de que te atrape.
  10. Decirle al individuo del urinal siguiente: “Ésta es la mejor parte de ser gay.”
  11. Decir: “Uh, que divertido. No recuerdo haber comido espárrago.”
  12. Cerrar la llave del agua mientras alguien la usa. Y repetirlo.
  13. Orirnarle a alguien en la pierna y decir que esta lloviendo.
  14. Ofrecer secar las manos de la gente con tu boca para ahorrar energía.
  15. Señalar en alguien la entrepierna mientras que están utilizando un urinal y gritar: “Ha ha, tu cierre está abajo!”
  16. Hacer un show de marionetas al del baño de a lado.
  17. Quejarte por el tamaño de tu pene.
  18. Exigir saber donde están los agujeros de la gloria.
  19. Caminar por detrás de alguien que está utilizando un urinal y envolver su cabeza en papel de baño.
  20. Pedir que un amigo te ayude a hacer una presentación en vivo de un asalta violento para tus audiencias involuntarias dentro de los baños. Cerciorarte de que la línea final del diálogo sea : “Sales de allí y volare tu cabeza.”
  21. Dentro de un baño, fingir hablar con un niño: “Que sea adecuado Juan, recuerdan lo que te dije sobre desabrochar tu cierre? Oh, ahora mira lo que hiciste!” Entonces dar una palmada a tus manos dos veces y hacer los ruidos de gritos.
  22. Colgar un maniquí realista dentro de una de los baños como sorpresa wacky para el visitante siguiente.
  23. Golpear en el baño de al lado de ti y da la opinión, “tienes bastante papel de baño allí? Por que aquí tengo mucho, si necesitas alguno.”
  24. Poner un anuncio sobre el fregadero que diga: “Te recordaste limpiar?”
  25. Poner un anuncio que diga: “Cuidado! no use los baños”
  26. Llenar los envases líquidos del jabón de aceite del motor.
  27. Tener sexo telefónico (del móvil) mientras que estás parado en un urinal.
  28. Manchar con mantequilla de cacahuete un pedazo de papel de baño, tirarla entre los baños, y maldecirte para ser torpe.
  29. Bombear el jabón para la gente, darles las toallas de papel, y las estirar las manos para pedir propina.
  30. Usar una cámara fotográfica alrededor de tu cuello y ofrecer tomar fotos de la gente por dinero.
  31. Susurrar: “Ahora separa las piernas, cariño. Oh sí, eso es.”
  32. Identificar a gente que no se ha lavado las manos. Seguirlas a afuera del baño y hacer público este hecho.
  33. Felicitarte en voz alta por un trabajo bien hecho.

Prepararse para ser padres


La preparación para ser padres es mucho más que leer unos cuantos libros y decorar la habitación del niño. He aquí 12 sencillas pruebas para futuros padres para ayudarles a prepararse para la experiencia real de ser padre o madre.
  1. Para la mujer: Para prepararte para la maternidad, atate un saco de garbanzos a la tripa y ponte una bata encima. Déjalo ahí durante 9 meses. Despues de 9 meses, abre el saco y quita el 10% de los garbanzos.
Para el hombre y/o mujer: Para prepararte para la paternidad, baja a la farmacia de tu barrio, vacía el contenido de tu cartera en el mostrador y dile al farmaceutico que se sirva el mismo. Luego vete al supermercado y domicilia tu nómina directamente en su oficina central. Vete a casa. Coge el periódico. Léelo por última vez.
  1. Antes de lanzarte a tener hijos, busca una pareja que ya los tiene y critícales por sus métodos de imponer disciplina, su falta de paciencia, sus pésimos niveles de tolerancia, y por haber permitido que sus hijos se porten como salvajes. Sugiereles maneras de mejorar el comportamiento de sus hijos a la hora de acostarse, pedir pipí, o comer. Aprovecha, será la última vez que tendrás todas las respuestas.
  2. Para hacerte una idea de cómo serán las noches, coge un saco húmedo de entre 4 y 6 kilos, anda tu salón para arriba y para abajo con el saco en brazos, sin sentarte desde las 5 de la tarde hasta las 10 de la noche. A las 10 suelta el saco húmedo, pon el despertador para medianoche y duermete. Levantate a las 12 y da más vueltas por el salón, con el saco húmedo hasta la una. Pon el despertador para las 3. Como no podrás dormirte, levantate a las 2 y preparate una copa. Acuestate a las 2:45. Levantate cuando suena el despertador a las 3. Canta nanas en la oscuridad hasta las 4 y pon el despertador para las 5. Levantate. Haz el desayuno. Sigue esta rutina durante 5 años. Pon siempre buena cara.
  3. ¿Puedes aguantar los niños en casa? Para averiguarlo, unta crema de cacao en el sofa y mermelada en las cortinas. Esconde un trozo de pescado rebozado detrás del equipo de música y déjalo ahí durante todo el verano. Mete los dedos en las macetas y luego arrástralos por las paredes más límpias. Dibuja encima de las manchas con lápices de color. ¿Qué tal queda?
  4. Vestir a un niño pequeño no es tan fácil como parece: Primero, compra un pulpo y una bolsa de redecilla, intenta colocar el pulpo dentro de la bolsa de manera que no salga ninguno de los tentaculos por los agujeros de la red. Tiempo permitido para la prueba... toda la manaña.
  5. Coge una caja para huevos (vacía). Utilizando unas tijeras y un poco de pintura, conviertela en un cocodrilo. Ahora coge un tetrabrik, una pelota de ping-pong y un paquete de choco-crispis vacío y construye una réplica exacta de la Torre Eiffel. !Enhorabuena!, has aprobado las pruebas para ser miembro de la asociación de padres de la guardería.
  6. Olvídate del deportivo y comprate una ranchera. Y no la dejes en el garaje toda limpia y brillante. Los coches familiares no son así. Compra un helado de chocolate y mételo en la guantera. Dejalo ahí. coge una moneda de cinco duros y metela en el cassette. Coge un paquete de galletas de chocolate de tamaño familiar . Machácalas contra los asientos traseros. Araña ambos lados del vehículo con una llave. Ahí lo tienes. !Perfecto!
  7. Prepárate para salir, espera en la puerta del baño durante media hora. Sal por la puerta de la calle. Vuelve a entrar. Vuelve a salir. Vuelve a entrar. Vuelve a salir. Baja por el camino otra vez. Anda por la calle muy despacio durante 5 minutos. Parate a inspeccionar con detalle cada pitillo apagado, chicle tirado, kleenex usado o insecto muerto que encuentres en la acera. Vuelve hacia atrás. Chilla que estas harto hasta que los vecinos se asomen a mirarte. Date por vencido y vuelve a casa. Ahora estás más o menos preparado para llevar a un niño pequeño de paseo.
  8. Repite siempre lo que dices por lo menos cinco veces.
  9. Vete al supermercado. Lleva contigo lo más parecido a un niño de menos de cuatro años que puedas encontrar (una cabra adulta es ideal). Si piensas tener más de un niño, llévate dos cabras. Haz la compra para una semana sin perder de vista las cabras. Paga todo lo que las cabras hayan comido o destrozado. Repítelo varias veces; mientras no puedas realizarlo con facilidad ni sueñes con tener hijos.
  10. Ahueca un melón. Haz un pequeño agujero en un lado. Cuelgalo del techo y balancéalo de un lado a otro. Ahora coge un bol de papilla. Intenta meter cucharadas de papilla dentro del melón fingiendo que eres un avión. Sigue intentándolo hasta acabar la mitad de la papilla, vierte la otra mitad sobre tu regazo asegurándote que caiga mucha sobre el suelo. Ahora estas preparado para dar de comer a un niño de 12 meses.
  11. Apréndete todos los nombres de los Power Rangers, de los personajes de las películas de Disney, Barrio Sésamo y las Tortugas Ninjas. Cuando te sorprendas cantando canciones de Blanca Nieves en el trabajo.... por fin estarás preparado para ser padre.