Relacionados

Curioso y sorprendente, 5 curiosidades sobre el dolor

Todos sabemos muy bien al dolor, pues es totalmente importante para vuestra sobrevivencia. Pero muy pocas veces pensamos en ello y cuando aparece, más bien deseamos que pase de inmediato, que desaparezca. Por ello es que la industria del dolor es una de las más masivos que existen, haciéndose con más de 50 billónes de dólares cada año. Cifras parecidas se invierten en investigaciones, el desarrollo de nuevos tratamientos, dispositivos y todo lo que pueda funcionar para comprender al dolor y lo más importante, para calmarlo. Ojo cientifico nos invita a conocer algunos frutos interesantes echándole un vistazo a estas 5 curiosidades sobre el dolor. Los científicos aún no entienden el dolor ara cualquiera de nosotros, reconocer el dolor no es difícil en lo más mínimo. Sabemos cómo se siente el dolor, lo podemos identificar y si algo nos duele, lo notamos de inmediato (a menos que sufras de Insensibilidad Congénita al Dolor, claro). Pero ¿qué es el dolor en sí? Lo científicos realmente no lo saben bien. Lo que hasta ahora se ha algun es lo mismo que cualquiera de nosotros podría determinar: que el dolor es una sensación desagradable y una consecuente respuesta emocional en nosotros. Yendo un escaso más allá, a nivel físico también se sabe que el dolor se experimenta cuando las señales eléctricas se envían al cerebro desde las terminaciones nerviosas del resto del cuerpo. Pero en muchos otros términos, lo que damos en llamar dolor desafía nuestras capacidades para dar una definición clara y concisa sobre él. Ello se debe a que detrás de esa transmisión neuronal y esa transducción sensorial que se desarrolla mientras el dolor, tiene lugar una serie de varios otros factores, tales como las emociones, la cultura, las experiencias previas y la sensibilidad, que también están obrando. El dolor hace que el cerebro se vuelva más chico Por más curioso que pueda resultar y aunque muy escaso se sabe al respecto, así es, el dolor puede realizar que el cerebro se vuelva más pequeño. En el año 2004, un grupo de investigadores, neurólogos y neurocirujanos de la Northwestern University Feinberg School of Medicine realizaron un estudio en el cual contemplaron, entre otras cosas, qué efectos físicos provocaba el dolor en el cerebro. De esta manera, los científicos pudieron contemplar que los participantes que sufren de dolores crónicos, como por ejemplo dolor de espalda crónico, tienen un cerebro hasta un 11% más pequeño de lo normal, más pequeño que el del resto de los participantes saludables. Por experiencia, todos conocemos que el dolor y especialmente los dolores crónicos, tienden a desmoralizar, debilitar y regresar más irritantes a las personas que sufren esta condición, por lo cual éste es un dato curioso y muy interesante. El dolor de cabeza y el sexo van de la mano ?Esta noche no, me duele la cabeza...? ¡Olvídalo! En el año 2006, un estudio científico extendido por un grupo de investigadores en la Wake Forest University School of Medicine, encontró que aquellos tolerantes que sufrían de migrañas e intensos dolores de cabeza tenían mayores rangos de ansia sexual que aquellos que no y hasta en un 20% más. Desde la investigación, a cargo de Timothy Houle, también se ha propuesto que posiblemente, el ansia sexual y la migraña pueden estar influenciados por las mismas sustancias químicas en el cerebro. Las mujeres sienten más dolor que los tíos No es algo tan curioso en realidad, cualquiera que haya visto a una mujer dar a luz sin anestesia sabe que al lado de ellas, Chuck Norris no es más que un niñito llorón. Nadie puede soportar más dolor que ellas y lo conocemos científicamente, peor aún, también conocemos que las mujeres tienen más receptores nerviosos que los tíos, por lo cual ellas sienten más dolor que los tíos. Más específicamente, por ejemplo, se sabe que las mujeres tienen 34 fibras nerviosas por cada centímetro cuadrado de piel en la cara, entretanto que los tíos promedian apenas 17. Varias investigaciones han probado que las mujeres sufren dolor más que los tíos a lo largo de sus vidas, sienten dolor en más oportunidades que los tíos, en más espacios y por más tiempo...ni hablar de los dolores menstruales que llegan una vez al mes o la depilación con cera. Algunos animales no sienten dolor A ninguno de nosotros nos gusta la crueldad animal y siempre estamos rechazando el maltrato hacia los animales en los numerosos y crueles experimentos que se llevan a cabo con ellos, pero lo cierto es que luego, muchos de los que critican esos experimentos terminan haciendo alarde de los logros. Este es un diáfano ejemplo de ello. Un grupo de investigadores de la Universidad de Illinois ha realizado un estudio, que puede considerarse bastante cruel, en el cual se descubrió que una extraña especie de topo-rata norteamericana no siente dolor. La criatura hasta fuese quemada con ácido y rociada con polvo de chiles picante, pero no mostró reacción alguna. Lo mismo ha sucedido con determinadas especies de pescado y se dice que ocurre con las langostas (muchos las cocinan vivan), aunque un estudio reciente ha señalado que si, que las langostas sienten dolor (por si acaso). El hecho es que, regresando al punto, si los científicos descubren qué es lo que hace que estos animales sean insensibles al dolor (si realmente lo son), traerán enormes avances en términos medicinales, quizás se puedan elaborar nuevos y más efectivos analgésicos, sacerdotes para el dolor o vaya uno a saber... www.ojocientifico.com
Category: 0 comentarios

0 comentarios:

Publicar un comentario

Siguenos por Correo

Artículos

Enlaces