Relacionados

Noticias Curiosas, La señal y el ruido

The signal and the noise o por qué tantas predicciones fallan pero otras no (1) Casi seguro que cada generación de seres humanos ha considerado que la estación que les ha tocado habitar es singular e inigualable y que, además, los registrados en ese periodo explican la dinámica de la anécdota o la dirección del progreso humano. En muchos casos es probable que así sea. Y entre esos casos y sin ninguna duda, los actuales pueden calificarse entre los más Hay una serie de evidencias que así lo corroboran: el número de seres humanos sobre el planeta (más de 7.000 millones), la existencia de infraestructuras a escala jamás vista, el volumen de la producción y el comercio mundiales, los avances científicos y tecnológicos, la velocidad a la que todos estos cambios suceden... También hay otros indicios menos amables, como los niveles de contaminación y cambios en el clima, sin parangón en la anécdota humana, las a la particular existencia del ser humano o a la vida en el planeta y el temor a una tecnología que siempre parece estar un paso por delante de su correcto control. Una de las características definitorias del mundo en que vivimos es la información, cuya abundancia es literalmente incalculable (2). Hay tres motivos principales que lo explican. Al propio número creciente de habitantes, que actúa de fundamento y multiplicador del fenómeno informativo, se une la
Category: 0 comentarios

0 comentarios:

Publicar un comentario

Siguenos por Correo

Artículos

Enlaces