Relacionados

Curiosidades, El Museo de Arte Reina Sofía no respeta ni animales ni medio ambiente

Animales objeto: Cotorras encerradas sin ver la luz del sol, por ser simples materiales para realizar ?arte?. El titular lo dice todo, pero la anécdota viene de antiguo: Greenpeace denunció que este museo usó maderas ilegales procedentes de devastar la Amazonia acción de Greenpeace Cuando no se respeta la Naturaleza, se nota en los detalles grandes, y en los pequeños. El Museo Nacional Instituto de Arte Reina Sofía debería prestar vigilancia a los pequeños y a los masivos detalles. Sirva como ejemplo estos tres recientes datos: Exhibieron la obra Tropicalia, del Oiticica, en la que se incluyen animales vivos en una obra de arte: Es un ejemplo de tratar los animales como objetos, lo cual es cruel, inclusive aunque los animales no pasen hambre ni sed. Unas cotorras kramer están en una jaula, sin ver la luz del sol, mientras al menos el tiempo que dure la exposición. Hay muchas maneras de realizar arte, y el maltrato no debería ser acogido por un museo como el Reina Sofía. Cartel de la obra, donde los animales son tratados como materiales para el arte. El aire acondicionado está muy fuerte: Durante los visitantes pasan frío, los vigilantes van con chaquetones en pleno verano. Esto no sólo supone un gasto energético considerable, sino un riesgo absurdo para la salud. Aunque esto es algo tradicional del verano de los países ricos (en tiendas, institutos comerciales, cines...), deberíamos cuidar, entre todos, no cometer el yerro de pasar frío en verano. Absurdo. Las cafeterías del Reina Sofía usan vasos y cucharillas desechables (de papel y plástico), y bebidas en lata: El consumo de materiales de un sólo uso cuando hay opciones mejores no solo debería estar prohibido, sino que supone un despilfarro que atenta más contra las próximos generaciones que contra los que ahora vivimos por este planeta. Ya hemos hablado también por aquí del despilfarro que supone consumir alimentos en lata NOTA: De estos tres conceptos se dejó constancia en el museo en un ? Formulario de quejas/sugerencias Actualización del 13-8-2013, RESPUESTA del MUSEO: El museo aludido responde en resumen lo próximo de los tres puntos previos respectivamente: Afirman que se trata de un ave ?dócil y resistente?, y que están bien cuidadas por técnicos especializados y veterinarios, y que cuentan con el permiso de la ?Dirección Común del Recurso Ambiente de la Comunidad de Madrid, que ha tenido en cuenta la cualidad de ave potencialmente invasora? que tiene esa especie, y que para el museo es significativo la obra por razones ?narrativas, históricas y artísticas?. Vuestra respuesta: Ignoramos si esas razones son tan significativos para ellos, pero parece que no han experto vuestra crítica, que no iba dirigida principalmente a que estuvieran mal cuidadas veterinaria o técnicamente, sino a que los animales NO son objetos (ni para realizar arte). Y aunque técnicamente estén bien cuidados consideramos que un animal de esas características debe estar en un espacio exterior. Por otra fracción su potencial invasor es también preocupante, aunque cuente con el permiso pertinente. Informan que las obras de arte deben conservarse entre los 19 y los 22º, lo cual provoca quejas también del personal de sala. Y sugieren en su web que los visitantes lleven prendas de abrigo. Vuestra respuesta: Nos parece excesivamente contaminante e insostenible a largo plazo, pero si realmente es así, la pregunta es doble: ¿Merece la pena conservar tantas obras a tan alto precio en tantas salas? ¿Hasta cuándo? Las cafeterías del museo son de contrato externo y tienen una condicion que obliga ?a colaborar en la sostenibilidad medioambiental y reciclar los residuos que se generen?. Además, se excusan diciendo que en la cafetería de la terraza no tienen medios para abandonar de usar materiales de un sólo uso. Vuestra respuesta: Resulta obvio que la compañía no cumple esa cláusula, a pesar de lo ambigua de su redacción. La excusa de la terraza es tan válida como decir que es más cómodo y barato, aunque sea insostenible.
Category: 0 comentarios

0 comentarios:

Publicar un comentario

Siguenos por Correo

Artículos

Enlaces