Relacionados

Cosas Insólitas, Cielo y el Infierno

Desde hace determinado tiempo (unos 5 años para ser un poco más precisa) he escuchado constantemente pláticas entre mis conocidos del Cielo y el Infierno...y siempre me es ineludible integrarme a las pláticas. En una de esas pláticas hablaron algo sobre el hecho de que tal vez en la tierra existían accesos a estos sitios y que unicamente era cuestión de encontrarlos para echarse una asomadita y yo me quedé con esa idea así que cha cha cha chan! les dejo mi peque investigación: Puertas al Infierno Es una agujero enooooorme que se descubrió en 1971 porque comenzó a tragarse tiendas, maquinaria y a los trabajadores de unos geólogos soviéticos, de allí comenzó a estudiarse y descubrieron que tenía una cueva de la que manaba gas natural. ¿Y adivinen qué?...a los tipos se le sucedió la brillante idea de prenderle fuego y desde entonces permanece ardiendo y no se sabe si cierta vez ese fuego se extinguirá. Es sin duda una vista muy impresionante y es así como se ha ganado el sobrenombre de "La puerta del Infierno" 2) Volcán Masaya En Nicaragua tiene lugar un volcán, que ha sido considerado por mucho tiempo como la boca del Infierno. Como dije antes, es un volcán y está emitiendo constantemente masivos porciónes de humo que lo hacen visible a masivos distancias. La anécdota comenzó cuando unos frailes españoles llegaron a visitar el volcán a comienzos del siglo XVI; al verlo quedaron impresionados por la enormidad del volcán y el humo que exhalaba y de inmediato lo relacionaron con las puertas del infierno que surgen en libro del Apocalipsis. Los frailes vaya que quedaron muy asustados, pero aún así uno de ellos determina bajar con la protección de una cruz (vaya que era un loquillo) y queda impactado al ver un boquete que enamaba fuego, entonces da por hecho que eso es la acceso al Infierno. Desde entonces hay una cruz clavada al pie de la boca, como advirtiendo que ese sito está maldito ._. 3) Hierápolis En lo que es la actual Turquía tiene espacio una zona turística, reconocida por los manantiales de Pamukkale (otro espacio que agrada como trabalenguas), y hace escaso en la reconstrucción se ha descubierto que provienen de una cueva, situada en Hierápolis; una cuidad de la que ahora quedan unicamente ruinas. Entre las ruinas se encontraron un chico templo, una piscina alimentada por las aguas provenientes de la cueva y unas escaleras, que era hasta donde el pueblo permitía acercarse, la cueva estaba prácticamente reservada unicamente a los sarcedotes, y se dice que esa era una de las accesos al Infierno y que si dormías junto a la puerta permitías ver en sueños lo que el futuro te deparaba. Hasta aquí quedará la fracción 1 de la entrada, pero esperen por las próximos ;) Fuentes consultadas:
Category: 0 comentarios

0 comentarios:

Publicar un comentario

Siguenos por Correo

Artículos

Enlaces