Relacionados

Curiosidades, SE CURÓ CON UN RAYO

UN RAYO
SE CURÓ CON UN RAYO Samuel Leffers se desperto una mañana, en el verano de 1806, con un desacostumbrado entumecimiento de su costado izquierdo. Al comienzo no se alarmo, dando por supuesto que habia permanecido tumbado mientras mucho tiempo sobre el mismo lado. Sin embargo, pronto se percato de que tambien tenia problemas para hablar y que no permitía cerrar el ojo izquierdo. Aunque su estado mejoro algo, la dolencia parecio centrarse en su ojo, que se le quedo abierto de modo permanente. Avanzado el verano, segun un comunicado al American Journal of Science, Leffers fuesese afectado por la desgracia, o por lo menos asi lo creyo, cuando fuesese alcanzado por un rayo, que le dejo inconsciente. Sin embargo, cuando volvio en si, tambien habia recuperado el movimiento de sus miembros. Al dia siguiente, noto que su vision habia mejorado y que ya permitía mover el parpado. Solo le quedo una secuela: la descarga electrica le daño el sentido del oido.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Siguenos por Correo

Enlaces