Relacionados

Curiosidades, LA VISITA A UN HUÉRFANO DE SU MADRE

HUÉRFANO
LA VISITA A UN HUÉRFANO DE SU MADRE Una noche del año 1879, el reverendo Charles Jupp, vigilante del Orfanato y Casa de reposo de Alberdour, Escocia, tuvo que ceder su lecho a unos inesperados visitantes del orfanato que llegaron a altas horas de la noche. Por lo tanto, durmio con los niños en el dormitorio comun, en un catre junto a tres niños que acababan de llegar luego de la muerte de su madre. En mitad de la noche, se vio despertado de su sueño sin una motivo aparente, por lo que se puso a contemplar la oscurecida sala. Despues se percato de una extraña pero maravillosa vision, una nube reluciente que, en sus particulares palabras, era "Tan brillante como la luna en una noche ordinaria de diafano de luna", suspendida por arriba del mas chico de los tres niños que se habian quedado recientemente huerfanos, entretanto dormian. Seguro de que no estaba soñando, el ministro percibio que vivia una fantasma del otro mundo. Pero cuando intento alzarse de la cama, una fuerza parecio impedirle hacerlo. Ni escucho nada, pero sintio como perfectamente comprensibles las instrucciones que le daban: -Sigue tumbado. nadie te hará el menor daño. Calmado por aquella fuerza espectral, volvió a dormirse. A la mañana siguiente, se levanto a la hora de tradicion y, a las seis, comenzo a vestir al niño insolitamente silencioso. Despues se quedo mirando al ministro con una expresion extraordinaria en su cara y le dijo: -Señor Jupp, mi madre vino anoche. ¿La vio usted? El señor Jupp no contestó, sino que, simplemente, le sonrió y contestó al niño que debía prepararse para el desayuno.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Siguenos por Correo

Enlaces